C/ San Luis 21 bajo.
39010 - Santander.

Tlf: (+34) 942 23 46 17

Sabías que las personas que toman el sol viven más tiempo?

De acuerdo un estudio en Suecia, el índice de mortalidad incrementó dos puntos en las personas que evitaban la luz solar.

Un estudio del Instituto de Karolinska, en Suecia, señala la importante influencia del sol en la longevidad de las personas. Ya sea que se tome el sol durante una caminata en la playa, en la ciudad o te des rayos UVA, nuestro astro madre no sólo puede reducir el IMC, sino también la tasa de mortalidad en numerosas partes del mundo.


El estudio, liderado por Dr. Pelle Lindgvist, se realizó en una población de 30 000 mujeres, durante un periodo de 20 años; donde se encontró que:
La tasa de mortalidad era el doble en mujeres que evitaban exponerse al sol, en comparación con el grupo que más tomaba sol. La exposición al sol se restringió en muchos países con poca intensidad solar, afectando a la salud de las mujeres. [En consecuencia] el índice de mortalidad incrementó dos puntos en las personas que evitaban la luz solar.
Los investigadores explican que probablemente se deba a la deficiencia de la vitamina D, la cual se encarga de reducir condiciones como Parkinson, diabetes, cáncer de piel, esclerosis múltiple, tuberculosis, raquitismo, enfermedades cardiacas, alta presión sanguínea, riesgos de partos prematuros, entre otras.
En un artículo pasado hablamos acerca de cómo ayudar al cuerpo a obtener los beneficios de la vitamina D, y se puede lograr a través de la exposición equilibrada de los rayos del sol, tomando rayos UVA, con una dieta nutritiva baja en azúcar y granos refinados, pero alta en verduras y grasas saludables (aceite de coco o cápsulas de aceite). De acuerdo con la profesora Dorothy Bennett, de la Universidad de Londres, aquellas personas que evitan los rayos del sol, tienden a necesitar suplementos de vitamina D y C (antiinflamatorio y útil para el sistema inmune).